lunes, 23 de mayo de 2016

ANTONIO GARCÍA FERRERAS Y EDUARDO INDA

EDUARDO INDA "la Sexta" DESTITUCIÓN, DIMISIÓN, CESE O NO CONTRATACIÓN.


¿MÁS PERIODISMO ES MÁS INDA...?





Carta Abierta a García Ferreras
LA SEXTA

Hace 5 días por electomania 2.0K 0 8 0 173
Caracas, España. A 18 de mayo de 2016.
Estimado Antonio:
[Espero que no te importe te tutee; tras tantas horas compartidas, supongo confianza. Además, y aunque sea feo decirlo, contribuyo a pagarte el sueldo tragándome todos esos vibrantes e ilustrativos anuncios que, en tandas de 20 minutos, nos regala el grupo Antena 3; y ya sabes: quien paga…]
Te escribo estas breves líneas para expresarte el estado de lisérgica estupefacción en el que me tienes sumido últimamente; confusión contagiosa, por cierto. Y es que te veo igualmente perdido, desorientado; como aquello que contestó John Wayne Gacy cuando le preguntaron en comisaría su dirección:
-¿Usted vive…?
-Un constante estado de confusión.
Verás: este mismo lunes, me sorprendió la pasión con la defendiste la presencia del Objetivo en la puerta del Sol y te envolviste en el la bandera de la virginal “independencia de prensa” para ningunear al par de miles que abuchearon la presencia de Ana Pastor en la conmemoración del 15-M. “Nosotros estaremos dónde este la noticia, guste o no”, dijiste vehementemente. Y eso está muy bien, Antonio, faltaría más; pero, claro… Tanto te creciste, que se te fue el santo al cielo… Y perdiste una oportunidad estupenda de desmentir a lo que esa turba exaltada gritaba: “Television manipulación”.




Dime, Antonio, ¿por qué curioso mecanismo de histeria colectiva crees tú que a 2500 tíos les dio por acusar a unísono a La Sexta de manipulación? ¿Y cómo es que las redes sociales, lejos de criticar la actitud de estos “radicales liberticidas”, recibieron con aire festivo y no poca complicidad los abucheos?
Sin acritud: ¿Has oído eso de que “el cliente siempre tiene razón”? ¿No crees que a lo mejor se os ha ido un poco la mano expresando vuestras filias y fobias corporativas; que se os nota demasiado la sana intención de pastorear a vuestra la audiencia, alejándola del pecado y el error, y conduciéndola a opciones ideológicas más sanas?
¿Recibes muchas llamadas de los jefes últimamente? ¿Sobrepresión en la cámara estanca de vuestro submarino?

 


Permíteme que recuerde ciertas cosillas vistas en ARV últimamente y que a lo mejor necesitarían cierta explicación.
a) ¿Sabes cuando sacaste el escándalo de los papeles de Panamá, hará menos de un mes? Pues te pasaste entrevistando TODOS los días, exactamente a las 12: 30 y con puntualidad “suiza”, al representante de C’s de turno. Y eso durante dos semanas seguidas. A ojo de buen cubero, les regalaste un total de 120 minutos para que nos vendiesen el ‘cambio tranquilo’. Y cuidado, me parece estupendo que la cuarta fuerza de este país tenga espacio, ¡claro que sí!… Pero es que le dedicaste a los representantes del PP, PSOE y Podemos juntos bastante menos tiempo, y se me hace raro. ¿Es que querías decirnos algo, Antonio?
Ah, y algo curioso, en esos 120 largos minutos hablando de los papeles de Panamá… Se te olvidó preguntar al representante de C’s por los miembros de esa formación que aparecían en dichos papeles. Qué cabeza…
b) ¿Podrías explicarme, ahora que no nos oye nadie, que pinta Inda en tu programa? ¿En serio era necesario que dedicases un programa entero a airear los “papeles” que vinculaban a Iglesias con un pago de Maduro, y que eran más falsos que la “donación de Constantino”? ¿Hacía falta que TUS informativos (eres director de informativos, según creo) le dedicasen a la noticia más “verídica” desde que Goebbels culpó a los comunistas del incendio del Reichstag unos valiosos minutos? Tengo un documento que vincula a Rivera con pagos de reptilianos que habitan el interior de la Tierra (hueca), espero que me dediques igual de espacio…
c) Esta es mi mejor parte: me temo que tanto andar con Inda algo se te ha pegado.
Las últimas 48 horas, he resintonizado dos veces el televisor; y es que me he pensado que había un cruce con la parabólica del vecino, y estaba recibiendo Globovisón desde Caracas. Dime, Antonio, que no me aclaro: ¿Hay alguna razón que justifique que en un programa realizado desde España, a 8000 kilómetros, le dedique a la política venezolana bastante más espacio que a la más que presumible financiación irregular de C’s ya publicada (por ejemplo), cuando el resto de medios europeos ignoran sanamente el asunto? ¿Cómo es que una emisora que se vende como “progresista” ha abrazado el discurso de la ultraderecha más casposa y publicita a peligrosos elementos golpistas como López o Capriles? 




Ayer vivimos un momento especialmente alucinado; al punto que poco me falto para convulsionar cual epiléptico japonés ante un capítulo de Pokemon. Mi televisor se llenó de imágenes apocalípticas de supuestos disturbios en Caracas (o eso quiero creer, porque las últimas que no vendisteis los medios resultaron ser de Bélgica) mientras nos contabas nosequé de que Maduro se reúnen con sus hordas chavistas la noche de Walpurgis para sacrificar bebes. Y en esto que le preguntas, caprichos del destino, a Fernando Berlín su postura. Y creo que lo que dijo no te debió gustar, porque le cortaste. Oh, sí; le interrumpiste, elevando el tono hasta silenciarle. Y eso está feo; es propio de “bolivarianos”. Y lo más curioso: de golpe, se te quito todo interés por hablar de Venezuela. ¿Qué paso, Antonio? ¿No querías que se hablase de la catastrófica situación de la Venezuela pre-chavista; de la desigualdad salvaje, del hambre, de la represión desde el Estado… Y del Caracazo; esos 2000 hombres, mujeres y niños asesinados a sangre fría por pedir una hogaza de pan?
En fin, Antonio: podría seguir, pero creo que me has entendido, que sabes a que me refiero; que quizás ahora entiendes qué se quiere decir con “Televisión manipulación”. Me despido dejándote una perla que nos regaló un tal Jesucristo: ¿De qué sirve ganar el mundo, si se pierde el alma? 

***Un artículo de Victorino García.
****Hemos invitado a García Ferreras a que, si estima oportuno contestar, pueda disponer de un espacio similar para ello.


CARTA ABIERTA A LA SEXTA, por Pedro Taracena Gil


viernes, 20 de mayo de 2016

SITUACIONES DE CONFLICTO TÍPICAMENTE ESPAÑOLAS


LA CORRIDA DE FRANCIS CABREL



LETRA "LA CORRIDA"

En español



En el tiempo que llevo esperando
en esta habitación negra
Oigo como se divierten y como cantan
Al final del corredor
Alguien ha abierto la puerta
Y me he encontrado en el gran día
He visto las fanfarrias, las vallas
Y la gente alrededor

En el primer momento he creído
Que sólo hacía falta defenderse
Pero esta plaza no tiene salida
Empiezo a comprender
Han vuelto a cerrar detrás de mi
Han tenido miedo que retrocediera
Al final nos las tendremos con
Este bailarín ridículo…

¿Acaso es serio este mundo?
¿Acaso es serio este mundo?
Andalucía, ya me acuerdo
Aquellos prados bordeados de cactus
¡No voy a temblar no delante
De este payaso, de este enclenque!
Lo voy a coger, a él y a su gorrito
Los haré girar como una noria

Esta noche la mujer del torero
Dormirá sobre sus dos orejas
¿Acaso es serio este mundo?
¿Acaso es serio este mundo?
Ya he perseguido a fantasmas de estos
Hasta rozar sus bailarinas
Me han golpeado duro en el cuello
Para que me incline

¿De dónde salen estos acróbatas
Con sus trajes de papel?
Nunca he aprendido a pelearme
Con muñecos
Sentir la espada bajo mi cabeza
Es de locos que esto pueda gustar
He rogado para que todo parara
Andalucía, ya me acuerdo

Los oigo reírse mientras agonizo
Los veo bailar mientras yo muero
No pensaba que se pudiera pasar
Tan bien alrededor de una tumba
¿Acaso es serio este mundo?
¿Acaso es serio este mundo?
Si, si hombre, hombre
Baila, baila

Hay que bailar de nuevo
Y mataremos otros
Otras vidas, otros toros
Y mataremos otros
Venga, venga a bailar...
Y mataremos otros


Fuente: musica.com
Letra añadida por sky vm





 SITUACIONES DE CONFLICTO TÍPICAMENTE ESPAÑOLAS

Por Pedro Taracena Gil

No es difícil encontrar una interpretación racional a los conflictos que de toda naturaleza se producen en España, en el entorno político religioso  y social.
Después del conflicto fratricida y la dictadura impuesta por los vencedores, el periodo de  la transición lejos de alcanzar la reconciliación enquistó el conflicto.
Las víctimas del terrorismo de ETA reivindican respeto y dignidad, exigiendo que los terroristas y su entorno sean condenados por la población, con la fórmula que ellos consideran la única y adecuada. Negando cualquier derecho para aquellos que han cumplido condena o se encuentran rehabilitados y emprenden un camino dentro de la legalidad democrática.
Sin embargo las víctimas de la dictadura tienen que soportar la total impunidad del franquismo, así  como la burla cotidiana de sus dirigentes. La actual Ley Mordaza, no es la única que padece el pueblo español. La Ley de Amnistía de 1977 y la propia Constitución de 1978 suponen una mordaza, que pretendió sumir a los españoles en una amnesia histórica.
El conflicto de la presencia de la estelada en los estadios de fútbol, está provocada porque los franquistas en el poder utilizan torticeramente la legalidad actual, para intentar reprimir el más elemental derecho de expresión. Los que hemos vivido en Catalunya sabemos que “el Barça es algo más que un club”.  Cuando en España se pretende imponer la bandera, el himno y el Rey, como símbolos que representan a todos los españoles, por muy legal que sea, los ciudadanos no han asumido que ESPAÑA SEA UNA GRANDE Y LIBRE, sino  que el Estado es una Nación de Naciones. Hay quien cínicamente mira a otros países y ven que ese conflicto ya está superado.
Otro ejemplo de conflicto cotidiano es la consideración de la Iglesia como una institución que tiene un estatus legal al margen de la aconfesionalidad de la Constitución Española: Permiso para segregar por género a los alumnos de los centros del Opus Dei. Adjudicar el patrimonio religioso con titularidad eclesiástica. Exención de pagos de impuestos. Subvención económica para el mantenimiento del clero. Maridaje de hecho Iglesia-Estado y la alianza trono-altar en los actos oficiales.
España está plagada de conflictos por haber cerrado en falso la memoria histórica del franquismo y del nacionalcatolicismo. No obstante, me atrevo a enumerar otro más. La falta de voluntad política para erradicar el machismo ibérico del acoso escolar, la homofobia, la violencia de género y la xenofobia. La estructura del perfil del macho ibérico disfruta de una tradición muy española: supremacía sexual, el hombre es propietario y señor absoluto de la mujer, en el deporte no puede haber homosexuales y un largo etcétera que no pocos políticos expresan por su boca, la abundancia de exabruptos contra la mujer que moran en su mente enfermiza. La supresión de la asignatura de la EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA, demuestra la voluntad nula del nacionalcatolicismo para luchar en favor de la igualdad de género y la libertad sexual.
Se pueden negar estas observaciones pero mientras no se aborde la reconciliación en libertad de todos los pueblos que habitamos en España, los conflictos lejos de solucionarse se radicalizarán más. La prohibición de portar un trapo con colores y estrellas a un partido de fútbol, es una medida estéril, anacrónica y ridícula. El tema de los festivales taurinos lo dejamos para el día después de la fiesta del Toro de la Vega de Tordesillas.



sábado, 7 de mayo de 2016

CARTA ABIERTA A LA SEXTA



(Breve ensayo sobre el periodismo español)




Por Pedro Taracena Gil
Periodista y fotógrafo

Me permito hacer uso de mi derecho a la libertad de expresión para hacer una crítica, no sé si destructiva o constructiva, eso dependerá del talante de quien lo lea y del grado de corporativismo que matanga la sexta para aceptar la crítica externa y la autocrítica. Los Medios de Comunicación de España no se han caracterizado demasiado por practicar las virtudes básicas del periodismo. De este pecado no se libran los grupos privados y mucho menos los medios de titularidad pública. Por qué me dirijo a La Sexta,  precisamente.  Pues porque es la única que da muestras de desprenderse de los vicios de la La Casta, aunque no termine de marcar una línea independiente que la aleje de los demás.



 
Cuando Franco se hace con la victoria en 1939 e implanta la dictadura, los medios de comunicación, públicos y privados, secuestran la información e implantan la mentira. Hasta 1978 en España se vive de la mentira, en la mentira y divulgando la mentira… La Transición dura de 1975 a 1978, dilatarla más tiempo es perverso y tendencioso. De 1978 la Constitución tutelada por el franquismo, nos devuelve el Estado de Derecho quebrado por el golpe de estado que derrocó la República, la cual gozaba de legitimidad nacional e internacional. Poner en duda estos hechos históricos solamente obedece a la mala voluntad y al perverso hecho de haber dejado impune el genocidio provocado por la dictadura.
Desde la entrada en vigor de la Constitución hasta la llegada del Movimiento 15.M, España ha sido modelo de libertad, democracia y desarrollo. Hemos sido capaces de implantar el Estado del Bienestar: Educación, Sanidad y derechos sociales públicos y universales; logrando un nivel económico que nos ha situado entre los países más avanzados de la Unión Europea. Hasta la llegada de la crisis de 2007/2008, España era el Jardín del Edén. Nos han gobernado mediante un bipartidismo, que resultaba un matrimonio bien avenido con alianzas puntuales y escarceos extramatrimoniales pero de buen rollito… 





Es preciso hacer un paréntesis para recordar que hemos sufrido un terrorismo de ETA execrable y también, el  abyecto terrorismo de Estado; completando el triángulo perverso con el terrorismo islámico que provocó la matanza del 11-M. Las verdaderas víctimas de estos criminales hechos han sido las personas sin discriminación. No obstante, los políticos sin distinción de color, se han refugiado en las instituciones y han politizado el terrorismo como arma arrojadiza para sacar réditos políticos. La prensa ha colaborado en la confusión; liderando intrigas palaciegas y conspiraciones de toda índole. La corrupción generalizada ha podrido el sistema y las instituciones ya no son creíbles.
Durante este periodo de la modélica Transición, los Medios de Comunicación han vivido un acomodado régimen donde todo eran apariencias. Apariencia de independencia informativa, sin aclarar de qué eran independientes o de quienes no recibían presiones. En este periodo se han llevado a cabo auténticos maridajes entre la prensa y el poder. Entre el capital y los partidos, entre la Iglesia y el Estado, entre los obispos y los medios. Ha habido parejas muy mal avenidas entre el director de un periódico y el Presidente del Gobierno de turno, mientras otras parejas formadas por similares personajes  han sido auténticos idilios, hasta el extremo he escribir un libro a la limón. La prensa escrita, sobre todo, tiene sus correspondientes tendencias políticas manifiestas y nada disimuladas. De esta homologación no se libra la Iglesia con sus propios medios homologados, como no podía ser de otro modo, con el anticristo. Con Este término me refiero como lo contario a la teología cristiana, muy asumida por la Iglesia cómplice de los crímenes del franquismo. La prensa es subvencionada de una forma u otra para ejercer la propaganda de su ideología, de naturaleza contraría a los intereses del pueblo. De todos ellos Público sucumbió a los avatares de la financiación. Sin embargo los bancos condonan la deuda de los partidos para recibir prebendas de diversa índole. Sin olvidar la perversión institucionalizada  de la llamadas puertas giratorias.





Han proliferado nuevos canales de televisión. Los de titularidad pública son lacayos de sus amos, derrochando dinero público sin disimulo. Los privados son polea de transmisión del partido afín. Hay canales especializado sin paragón en la telebasura, donde el humanismo queda postergado a la cota de audiencia. Donde el ser humano recibe un tarto indigno en un país civilizado.  Los telediarios son variaciones del mismo tema… En estos medios, todos, son secuaces de la clase dominante durante la Transición, es decir, La Casta. El bipartidismo, la Iglesia, el Ejército, la Corona, los Caciques, la Patronal y los Bancos. Donde los valores del periodismo brillan por su ausencia: Periodistas que se comportan como políticos en el parlamento; arrogándose que aportan a los medios el pensar de la calle… Y son auténticos impostores del periodismo. He aquí sus pretendidos que no conseguidos valores: independencia del poder, información veraz y puntual. Antes de abrir la boca para hablar, basta saber  qué medio les paga para adivinar con certeza su opinión ya elaborada en el guión establecido. Y los tertulianos en general son ignorantes y tendenciosos. Se salvan los especialistas que sí saben de qué hablan y debaten. No obstante en el capítulo de los economistas, es evidente que todos son elegidos en la línea de los Bancos y la patronal homologados con la línea neoliberal de la Troika. Es evidente que el status que aquí se presenta de ninguna forma representa al pueblo y mucho menos responde a sus necesidades.
El Movimiento 15-M se echó materialmente a la calle para denunciar: ¡Que no, que no nos representan! ¡Democracia real, ya! ¡Sí, se puede! ¡Sí, podemos! Todo un programa para recuperar el poder y la democracia para la gente. En principio se nos reprochaba que, solamente, ocupando las calles y las plazas no conseguiríamos nada. Dimos el paso hacia la organización política y sorprendimos en las elecciones europeas, en las municipales, en las  autonómicas  y en las generales. La Casta y sobre todos los medios de comunicación, no voy a decir que de toda línea política y condición porque todos sirven al pensamiento único, este movimiento, les ha cogido con el paso cambiado y aún están con el hipo del susto. Todos sin excepción se encuentran en un estado de pánico permanente. Solamente saben: insultar descalificar, calumniar, desprestigiar, ningunear… Pero sigue sin haber nadie que lleve a los medios, las propuestas que este movimiento ha sido capaz de llevar al Parlamento. Es verdad que hay algunos francotiradores como: Gabilondo, Wyoming, Évole, Pepa Bueno, Ferrera y poco más. 




Me creo un ciudadano muy bien informado, he sido devorador de dos y tres periódicos diarios y asiduo oyente de emisoras de radio que me satisfacían su línea editorial, pero desde el año 2008, he descubierto la farsa general y busco la noticia directa al margen de que me la sirvan bajo el tamiz de los dogmas de la Santa Transición.
Y ¿qué tiene que ver este breve ensayo sobre la falta de objetividad en los medios, con el titular de mi artículo? Pues, porque La Sexta pretende recuperar una parcela de libertad, objetividad, independencia, aunque sin autocrítica y conservando el corporativismo Made in Spain que caracteriza a los medios de comunicación. En todos sus programas siguen los mismos seudoperiodistas y los mismos tertulianos que estaban al servicio de La Casta. Los platós de televisión están vacios del nuevo periodismo para una nueva sociedad. De los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor solamente se quedan con la carroña. Cada uno de los cuatro directores que pilotan los cuatro programas estrella: “Al rojo vivo” “Más vale tarde” “La sexta noche” y “El objetivo”, saben que albergan en sus espacios auténticos impostores del periodismo. Si los mantienen es porque les proporcionan carnaza o por imposición de la cadena. Estos personajes no solamente desmerecen la imagen de la cadena, sino que desprestigian al director o directora correspondiente. Se les permite montar un espectáculo indigno de llamarse periodismo. Son incultos, están desinformados, son tendenciosos, muy mal educados y se les nota que son secuaces y lacayos de La Casta. 




Ahora el ciudadano no necesita de estas tertulias gallinero para estar bien informados. Por Internet circula todo lo positivo y negativo. Pero el internauta puede contrastar y además se puede convertir en periodista. Adiós a los titulares manipulados. Adiós a las exclusivas. Adiós a las primicias. Adiaos a los editoriales incondicionales lacayos del poder. Hoy el pueblo tiene un criterio formado de la realidad al margen de los voceros, muchos de ellos auténticos boceras en el burdo término de la palabra.
Es ridículo escuchar a todos estos impostores del periodismo, insultar y descalificar a los militantes y votantes de Podemos. Si estos impostores del periodismo conocieran la estructura que esta organización política posee en Internet, y la mensajería WhatsApp con la cual se comunican los miles de Círculos, les dejarían sin habla…
Además de los espacios de La Sexta más arriba mencionados, brillan con luz propia en el universo de la comunicación: El Intermedio, Salvados y la Sexta Columna.

 BLOG’S QUE DIRIGE PEDRO TARACENA







Autor anónimo

APÓSTATAS 


Galería de imágenes: Pedro Taracena a excepción de la corona de espinas.